Hoy en día es muy fácil olvidar que Internet funciona como el mundo real. De este modo, así como existen ladrones en la calle, también los hay en la red, razón por la cual debe actuarse con precaución. Asimismo, hay innumerables métodos de engaño, pero el robo de identidad es uno de los que más preocupa y de los más frecuentes. Es importante conocer algunos trucos para protegerse del robo de identidad online. Aunque en este punto, siempre es recomendable contar con un buen antivirus y antispyware instalado, no hay nada más seguro que la precaución y el sentido común.

El robo de identidad crece día a día. Y uno de los grandes problemas en la actualidad, al menos en Argentina, es la falta de legislación sobre el tema. “Los ciudadanos tenemos derechos digitales, pero esos derechos forman parte de un tema que hoy día está en discusión. La privacidad en el mundo virtual se está estudiando actualmente, y es tan nuevo y tan cambiante el universo donde se manejan estos códigos que todavía no hay una legislación concreta que sancione, por ejemplo, a alguien que abra un perfil falso”, explica Javier Diaz, decano de la facultad de Ciencias Exactas de La Plata.

Microsoft, en un estudio sobre la seguridad en la red, informó que el robo de identidad en las redes sociales a principios de 2016 era del 8,3% de todos los ataques. A finales de 2017 esa cifra se incrementó al 84,5%. Demasiado.

Algunos tips para evitar el robo de identidad

Cuidar la información personal: un truco que utilizan los ladrones cibernéticos es enviar un correo electrónico o una página solicitando cierta información sensible. Si en este caso se desconoce su origen, no deben ingresarse datos como: nombres de usuario, contraseñas, números de cuentas bancarias, hasta tampoco es seguro revelar la fecha de nacimiento. A esta práctica se la conoce como pishing.

Cuidado con los enlaces en los emails: a modo de ejemplo, es habitual que llegue un correo electrónico a nombre de un banco real ofreciendo alguna oferta, el usuario haga clic en el enlace que puede llevarlo a un página falsa. En este caso, lo mejor es escribir la dirección web del banco en el navegador, para comprobar que la oferta es cierta, y no hacer clic en los enlaces que llegan por email.

URLs seguras: cuando se ingresa a un sitio seguro, la dirección que figura en el navegador debe comenzar con https:// A veces, también puede haber un ícono de candado para demostrar que la página esta encriptada. Si existe algo extraño en la URL, siempre debe informársele a la empresa involucrada.

No compartir contraseñas: tal como la llave de la propia casa que no se comparte con nadie, también debería suceder lo mismo con las contraseñas. Informar de correos sospechosos: la mayoría de los servicios de correo electrónico permiten notificar si un correo es malicioso o “no deseado”. De esta manera, el proveedor de correo puede analizarlo y prevenir futuros ataques.

En fin, estos son algunos consejos a tener en cuenta para protegerse del robo de identidad online, tan frecuente hoy en día

Leave a Reply

Please Login to comment
  Suscribir  
Notificar de