Las principales compañías de celulares han desarrollado avanzados sistemas operativos como iOS, Android, Symbian, etc., que son lo suficientemente poderosos como para permitir ejecutar juegos, escuchar música, tomar fotografías, navegar por Internet y filmar videos entre tantas otras cosas. Esta multifuncionalidad afecta por supuesto a la batería que se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los desarrolladores.

Todavía no se ha encontrado una solución concreta para este problema, y mientras esperamos, la única alternativa es seguir algunas prácticas que puedan conservar la vida de la batería el mayor tiempo posible. Aquí compartimos algunas.

Consejos para conservar la batería de tu smartphone

1. Desactiva la función de vibración.

El vibrador del smartphone es ideal para notificar llamadas o mensajes de texto cuando estamos en el cine, en una reunión o en donde sea que necesitemos que el teléfono esté en silencio. En lugares en donde esto no sea necesario, y si lo que queremos es conservar la batería, es mejor que usemos un ringtone para las notificaciones.

Las vibraciones utilizan más energía que los sonidos. El sonido que produce un ringtone son pequeñas vibraciones en el parlante del teléfono, mientras que usarlo en vibrador hace que se mueva el equipo completo, lo que consume más batería. Lo mismo se aplica en el caso de las vibraciones en el sistema táctil, como sucede por ejemplo en Android. Será mejor desactivar esto también.

2. Disminuye el brillo de la pantalla.

Esto es drástico para la batería. Lo más recomendable es utilizar el ajuste automático que regulará el brillo a su nivel óptimo tanto para leer como para conservar la batería. La otra opción es disminuir el brillo lo más posible, tratando de que nos permita leer sin forzar la vista. Así no será el smartphone el que determine el nivel de brillo, sino que se mantendrá en un nivel bajo que consumirá mucha menos energía.

3. Disminuye el tiempo en que la pantalla se apaga.

Es recomendable disminuir el tiempo que el equipo tarda en apagar la pantalla cuando no estamos interactuando con ella, ya que no todos tienen el hábito de apagarla una vez que han finalizado lo que estaban haciendo. Disminuir este tiempo hará que el teléfono no desperdicie energía cuando no lo estamos usando.

4. Apágalo cuando esté inactivo.

Es cierto que encender un smartphone consume más batería que desbloquearlo, sin embargo es recomendable apagarlo por completo durante un par de horas en lugar de dejarlo inactivo. Si sabes que no vas a tocar tu teléfono por un largo período de tiempo, ya sea porque tienes una reunión o porque te estás yendo a dormir, puedes ahorrar una considerable cantidad de energía simplemente al apagarlo.

Se preguntarán para qué deberíamos apagarlo mientras dormimos si podemos dejarlo cargando tranquilamente. Bueno, el problema está en que la carga repetitiva en ciertos tipos de baterías hará que se consuma su volumen. En estos casos lo mejor es conservarla el mayor tiempo posible para que la batería conserve su capacidad original.

5. Carga correctamente tu batería.

Generalmente existen dos tipos de baterías recargables que se utilizan en smartphones: las de litio y las de níquel (divididas en cadmio y metal). La capacidad de las baterías de níquel metal (NiCd), por ejemplo, se reduce con cada carga. La ventaja es que el ciclo de duración de estas baterías es mayor, es decir que pueden cargarse más que una batería de níquel cadmio (NiMH) antes de dejar de funcionar. En ambos casos, las baterías de níquel deben cargarse cuando están ya prácticamente sin energía.

Las baterías de litio son las que tienen el ciclo de vida más largo de estos tres tipos. La desventaja está en que necesitan ser cargadas con más frecuencia, inclusive cuando la batería todavía no se haya agotado, para mantener su capacidad original.

Para que tu batería dure más, averigua cuál de estos tres tipos utiliza tu smartphone y cárgala según corresponda para que su uso sea óptimo.

6. Cierra aplicaciones innecesarias.

A veces es muy común abrir aplicación tras aplicación sin molestarnos en cerrarlas luego de no usarlas. Esta capacidad de ejecutar varias tareas es una característica común de los smartphones y una de las principales razones por las cuales la batería se agota fácilmente. Lo peor es que la energía se pierde cuando ni siquiera la estamos utilizando.

Cierra las aplicaciones que no usas cuantas veces puedas. Hay además algunas aplicaciones que administran las tareas que se ejecutan en un smartphone que permiten que se conserve la batería. Para Android, por ejemplo, Advanced Task Killer es una de las más utilizadas.

7. Deshabilita el GPS.

Algunas aplicaciones consumen más batería que otras, es el caso de aquellas aplicaciones que utilizan el GPS para rastrear tu ubicación. La unidad de GPS permite que se envíen y reciban señales hacia y desde satélites para determinar cuál es la ubicación exacta, algo esencial para que algunas aplicaciones se ejecuten, como por ejemplo, Google Maps.

Aunque no estemos utilizando estas aplicaciones, es probable que las señales se sigan enviando y recibiendo, lo que afecta considerablemente a la batería. Asegúrate de que estén cerradas o directamente deshabilita la opción de localización cuando estas te lo pregunten.

8. Deshabilita el Bluetooth, WiFi, 3G/4G cuando no esté en uso.

La batería se consume cada vez que el smartphone busca señales, ya sea de WiFi, de 3G/4G, de Bluetooth, etcétera. Cuando la recepción sea mala, el teléfono seguirá buscando constantemente hasta encontrar una buena conexión. La búsqueda repetida de estas señales fácilmente puede disminuir el nivel de la batería a cero.

Si no necesitas que el equipo se conecte, lo mejor es deshabilitar estas opciones. Lo más rápido probablemente sea pasarlo al llamado Modo Avión o simplemente apagar el teléfono si sabes que no recibirás ninguna señal.

9. Minimiza las notificaciones.

Al estar permanentemente conectados a Internet, los smartphones tienden a recibir notificaciones todo el tiempo, ya sean actualizaciones, novedades, e-mails, etcétera. Esto no sólo es molesto sino que consume mucha batería. Cada notificación encenderá la pantalla, hará un sonido o una vibración, consumiendo así energía. Deshabilita notificaciones innecesarias.

10. Mantén una baja temperatura.

Algunos habrán notado que la batería se consume rápido cuando nuestro smartphone tiene más temperatura. Es simple, no lo dejes bajo la luz directa del sol o en ningún lugar con calor. El funcionamiento de la batería será óptimo en entornos más fríos, así que trata de no exponer a tu teléfono a altas temperaturas.

Leave a Reply

Please Login to comment
  Suscribir  
Notificar de